Conoce a Blanche
Tarot Numerología Feng Shui Astrología Parejas Eventos Lectura en Línea
 

La verdad del escorpión

Durante mucho tiempo se ha catalogado mal al signo de Escorpión. Puesto que se le asocia con la oscuridad, se piensa que es debido a cosas negativas, pero no es así. Ningún signo de por sí es malo. Pero quizás diga alguien que el escorpión tiene una ponzoña venenosa y la utiliza para matar. Además alguien dirá que ¿cómo es que se les asocia con el elemento agua si el escorpión ni siquiera sabe nadar, se hunden como rocas y mueren ahogados. Eso es correcto pero los primeros escorpiones no eran venenosos y además, vivían en el agua (euriptéridos). Puesto que no poseían ese aguijón mortal, su mayor defensa era el esconderse entre las rocas y cuevas en las profundidades acuosas, donde estaban a salvo de gigantescos depredadores que se pasean a sus anchas como enormes jupiterianos. Lo normal era estar escondido en el profundo y oscuro fondo donde las aguas son tan quietas que pareciera como si estuviesen muertas, para poder ver todo desde allí, sin ser vistos por depredadores. Recordemos que lo que le hace fuerte es la adrenalina del temor.

Jamás va a revelar su posición y cuando sienta una presencia acercarse, guardará el más absoluto silencio sepulcral. Su vulnerabilidad le hace esconderse. Nunca se abalanzaban a surcar por las expansivas aguas donde podían convertidos en una apetecible comida y así convertirse en historia. En cierto sentido Escorpio teme lo sagitariano, pues no considera prudente hacer ruido ni presentarse a todas sus anchas en lugares públicos donde quede en exposición dentro de una gran expansión donde no pueda esconderse.

En el fondo se alimentaban de todo lo que encontraran y aferrándose a su comida, la defendían explosivamente para que no les fuese arrebatada por otro escorpión competidor. Escorpión no es controlador porque desee manipular y privar de libertad a sus seres amados, vemos que no es controlar lo que quiere ya que muestra indiferencia hacia personas por las cuales no siente afinidad. En realidad la razón por la cual sujeta con sus tenazas con tanta fuerza es por la fobia que le causa perder a esa persona que ama tanto. En ocasiones sin querer aprieta en demasía para evitar que las corrientes de la vida le quiten aquello que ama tanto.

La enorme presión emocional del temor, las irritaciones y los peligros, fue lo que llevó al antiguo escorpión a buscar el refugio y la seguridad en la oscuridad del fondo de las aguas. Y fue ese mismo poder explosivo emocional, lo que lo impulsó a emerger de la oscuridad de las profundidades hacia la luz para transformarse en una nueva criatura, la cual hoy conocemos como el escorpión común. Ahora que ha sido víctima de tantos atropellos y ve que vive en un mundo donde hay criaturas más evolucionadas donde solo sobreviven los más aptos; han decidido defenderse y siempre mantienen en expectativa el aguijón de su cola. Pero continúan siempre en busca de esa oscura madriguera donde se puedan esconder del mundo y les permita un lugar de alivio y paz donde puedan permanecer en calma y protección junto a sus seres amados.